miércoles, 26 de octubre de 2016

¿Qué sostiene la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el aborto?

¿Qué sostiene la Organización Mundial de la Salud (OMS)
sobre el aborto?

Por Juan Carlos Monedero (h)

        Una amiga nos pidió un favor: “Necesitaría, si podés, que me mandes qué dice la Organización Mundial de la Salud acerca del aborto. Si no es mucha molestia”. Entrando al link oficial (http://www.who.int/es/) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se puede leer que esta entidad se autodenomina “autoridad directiva y coordinadora de la acción sanitaria en el sistema de las Naciones Unidas”. A fin de responder a la pregunta, fuimos simplemente a Temas de Salud.




Hicimos click y así vimos cómo la pantalla exhibe distintos apartados, ordenados alfabéticamente. Por alguna razón desconocida, empezamos por Derechos Humanos para luego terminar en un artículo titulado Derecho a la Salud. En el mismo, se lee:



Ya las palabras Derecho de controlar la salud y el cuerpo nos hicieron ruido. Ni qué decir cuando el texto de la OMS desciende a lo concreto y ejemplifica “derechos sexuales y reproductivos”. Sin embargo, hasta ahora no está mencionada la palabra aborto.
Si se vuelve a la página anterior –donde aparecía el título del texto Derecho a la Saludpodemos ver una recomendación a distintas publicaciones:



Dado que el aborto forma parte de mentalidad contraconceptiva, fuimos en primer lugar al artículo Respeto de los derechos humanos al proporcionar información y servicios de anticoncepción. Orientaciones y recomendaciones[1]. Nada era todavía explícito hasta que leímos:

Estas directrices complementan las recomendaciones ya existentes de la OMS para los programas de salud sexual y reproductiva, por ejemplo, sobre salud materna y del recién nacido, educación sexual, aborto seguro y competencias básicas para la prestación de atención primaria de salud.

Y sigue:

Se recomienda llevar a cabo intervenciones para mejorar el acceso a información y servicios de anticoncepción amplios dirigidos a usuarios y usuarios potenciales con dificultades para utilizar esos servicios (como residentes de zonas rurales, y zonas urbanas de bajos recursos o adolescentes). Debe proporcionarse información sobre servicios de aborto seguro y los propios servicios de acuerdo con las directrices de la OMS en vigor.

Al final de esta cita se recomienda el siguiente artículo: Aborto sin riesgos: guía técnica y de políticas para sistemas de salud, segunda edición. El texto está firmado por la OMS:



Dejando de lado esta mención tangencial, el artículo continúa diciendo:

Se recomienda que se proporcionen de forma rutinaria información y servicios de anticoncepción amplios en el marco de la atención relacionada con el aborto y post aborto.

Y luego sigue:

La anticoncepción tiene claramente beneficios para la salud, ya que la prevención de los embarazos no deseados da lugar a una disminución posterior de la mortalidad y morbilidad materna e infantil. Facilitar el acceso a todas las mujeres de los países en desarrollo que actualmente tienen una necesidad no atendida de métodos modernos de anticoncepción evitaría 54 millones de embarazos no deseados, 26 millones de abortos (de los cuales 16 millones serían peligrosos) y 7 millones de abortos espontáneos.

Otro:

la liberalización de las leyes sobre el aborto contribuye a eliminar los abortos practicados en condiciones de riesgo y, por consiguiente, a reducir la mortalidad y la morbilidad maternas. Así pues, las políticas y los programas de anticoncepción que se asienten de forma explícita en un marco de derechos humanos permiten mejorar el acceso de la población a información y servicios.

Otro:

en las presentes orientaciones se reconoce el hecho de que ningún método anticonceptivo es totalmente eficaz a la hora de prevenir el embarazo, y que existen otros factores, como la coacción en las relaciones sexuales y la situación socioeconómica o política, que pueden impedir a las mujeres utilizar métodos anticonceptivos; por tanto, por sí sola, la anticoncepción no puede eliminar por completo la necesidad de las mujeres de acceder a servicios de aborto sin riesgo.

En la nota al pié N° 7 se puede leer:

Los Estados deben estudiar la posibilidad de permitir que los niños accedan a someterse a determinados tratamientos e intervenciones médicos sin el permiso de un progenitor, cuidador o tutor, como la prueba del VIH y servicios de salud sexual y reproductiva, con inclusión de educación y orientación en materia de salud sexual, métodos anticonceptivos y aborto en condiciones de seguridad.

Y otro más:

El acceso a métodos anticonceptivos, especialmente la anticoncepción de emergencia, así como el aborto seguro, es de suma importancia para salvaguardar la salud de las mujeres.

           Vayamos a la letra E, entrando en el apartado Embarazo. De forma aparentemente inocente, la primera pregunta que se plantea es: “¿Por qué siguen muriendo tantas mujeres durante el embarazo y el parto?”. La respuesta a sólo un click:


Y luego continúa:



           Esto es sólo un pincelazo de lo que sostiene la OMS en materia del aborto. Los redactores de sus documentos parecen que ni siquiera han reparado en la paradoja de que si se habla de mortalidad materna, entonces hay madre. Ahora bien, si hay madre, hay hijo.

Otras observaciones

Otros temas –perfectamente legítimos y encasillables en el campo de la salud– también son tratados en la web oficial de la OMS, lo que evidentemente le da una enorme credibilidad ante el gran público. Miremos por ejemplo en esta captura de imagen los temas no remarcados con rojo:




El ocuparse de temas que realmente son de salud –y con profesionales de altísimo nivel– brinda un indudable prestigio a la OMS, por lo que estos juicios y dictámenes ideológicos que venimos analizando son presentados bajo la capa “información sobre servicios de salud”.
Es muy importante advertir que la OMS, a pesar de la enorme evidencia en contra, sigue sosteniendo desde sus textos –o al menos sigue dando a entender– que los abortos “inseguros” se explican por las “deficientes” condiciones en que se realiza esta práctica, que por supuesto corresponde llamar asesinato. Ahora bien, en este punto la OMS contradice abiertamente el juicio de prestigiosos científicos. La Academia Nacional de Medicina[2], por ejemplo, sostuvo:



Conclusiones

  1. En el marco de la salud y de temas vinculados a la Medicina, el sitio oficial de OMS promueve, indirectamente al principio, el aborto. Esto explica que mucha gente desconozca la postura de la OMS al respecto.
  2. La práctica del aborto aparece dentro del apartado de Derechos Humanos. Trabajadas las personas por una propaganda favorable a los Derechos Humanos, como lo están, no debe sorprender que la aceptación de estos “derechos” desemboque en una opinión positiva sobre el aborto.
  3. Pudiendo verse de un sólo vistazo el apartado Derechos Humanos exactamente arriba del tema Desarrollo del niño, ¿quién iba a pensar que ese niño que se desarrolla sólo puede hacerlo si tiramos a la basura el apartado de los “Derechos Humanos”, que legitima el aborto?
  4. Otros temas que sí corresponden al campo de la salud distraen la atención del lector.
  5. Cada vez que se habla de aborto, se habla de anticoncepción.
  6. Al referirse a la mortandad materna en abortos clandestinos, el sitio oficial de la OMS –en una estrategia por la que esconde una verdad detrás de otra– sólo habla de las condiciones en que se realizan estos abortos, respaldando así los reclamos en pro de su legalización.
  7. De este modo, se le oculta a los lectores algo fundamental: es la práctica misma del aborto la que es insegura para la vida de la mujer –se trata de una acción que contradice su propia naturaleza– mientras que la clandestinidad sólo puede considerarse una causa de segundo orden.
  8. Por último: es evidente que ni el embarazo ni la persona por nacer son enfermedades. Sin embargo, a lo largo y ancho del texto, la promoción del aborto va acompañada constantemente por las palabras salud, sanitario, salud reproductiva. La Guerra Semántica continúa. Parafraseando a Leopoldo Marechal en su Didáctica de la Patria, ubiquémonos “en el costado limpio de la batalla”. Y sigamos librando el buen combate.



[1] http://www.who.int/topics/human_rights/derechos_humanos_anticoncepcion_spa.pdf?ua=1
[2] http://www.acamedbai.org.ar/declaraciones/25.php

5 comentarios:

  1. Excelente artículo para difundir. Sobre todo ahora que se hizo obligatoria la "Jornada contra la Violencia de Género" para imponer dicha mentalidad

    ResponderEliminar
  2. Entonces, podemos decir que la OMS, junto con la ONU, son las organizaciones terroristas más importantes del mundo

    ResponderEliminar
  3. La OMS y la ONU forman parte del Nuevo Orden Mundial, que se empezó a gestar desde el gobierno de Bush padre en adelante. Y podría decirse desde antes. La cuestión es que se pretende hacer una reingeniería social, destruir la moral "antigua" e imponer una nueva, basada en los dictámenes que una élite globalista pretende imponer a todas las naciones, sometiéndolas con el yugo de la deuda externa. Se les obliga a reducir la población mediante aborto y eutanasia, inseguridad, droga dicción y pornografía. Con esto logran someter a un sector grande de la población. Los que no nos sometemos a estos dictados y salimos a defender la vida somos tratados de "violadores y represores de los derechos humanos". Como ya sabemos, estos supuestos derechos humanos terminan yendo contra la dignidad de la persona humana. Excelente trabajo de rastreo y búsqueda Juan Carlos!! Muy bueno!!

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, Juan Carlos, por fin pude leerlo completo. Todo esto no es más que una prueba más del pensamiento único físicalista que trata de imponérsenos desde las altas (muy altas) esferas. En algún sitio pararemos. Felicidades por tu trabajo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana. Cuando puedas, conta un poco qué sería el pensamiento "fisicalista". Te pido el favorcito dado que no conozco el término. Saludo atento...!

      Eliminar